Salud Ambiental

Mercurio en el Amazonas: Defensa del macroterritorio de los Jaguares del Yuruparí.

Desde enero de 2017 nos hemos aproximado a la problemática alrededor de la contaminación por mercurio generada por la minería de oro en la zona. Iniciamos la investigación frente al Convenio de Minamata, radicado en 2013 por Colombia, que pretende regular el uso del mercurio en especial en la minería. A partir de lo anterior durante los años siguientes la Clínica MASP en conjunto con la organización GAIA Amazonas y la Procuraduría General de la Nación -PGN-, comenzamos a desarrollar el litigio estratégico para la defensa del macroterritorio Jaguares del Yuruparí, donde destacamos las siguientes acciones:
  • - El 12 de septiembre de 2019, en las instalaciones de la PGN, se realizó un evento con los líderes y lideresas indígenas de las comunidades afectadas para promover el diálogo intercultural y aplicarlo a estrategias multiactor y litigio estratégico.
  • - Presentamos acopañamiento técnica y jurídico a las Asociaciones de Autoridades Indígenas del Macroterritorio de los Jaguares del Yuruparí en Amazonas para reclamar la protección de sus derechos. Derivado de ello, en noviembre de 2019 se presentó acción de tutela contra distintas entidades estatales para la protección de sus derechos: territorio, vida, autodeterminación, subsistencia, salud y soberanía alimentaria.
  • - Difundimos por redes sociales y distintos canales de comunicación información relevante sobre la industria extractiva en el Amazonas y la omisión del Estado en la protección de los derechos de las comunidades, a través de la campaña #AmazoníaIntoxicada”.
  • - El 27 de febrero de 2020 se llevó a cabo el conversatorio “Dinámicas de las industrias extractivas en la Amazonía colombiana” en la Universidad de los Andes. En el conversatorio, participaron miembros de las organizaciones Gaia Amazonas, WWF y Ambiente y Sociedad, aliados estratégicos de la clinica. Además, intervino también el Procurador Delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, Diego Trujillo

Asbesto: un asesino en casa

Desde junio de 2017 la Clínica ha llevado este caso, en un primer momento MASP adelantó dos investigaciones sobre los efectos de la salud de este mineral y sobre cómo se llegó a la prohibición y el desmonte de materiales con asbesto en algunos países del mundo. Uno de los hallazgos más importantes que se encontraron al realizar esta investigación fue que el asbesto es usado para construir viviendas de interés social y prioritario, es decir que a las personas con mayor vulnerabilidad socioeconómica se les construyen casas con un material que genera enfermedades como cáncer.
Derivado de estas investigaciones la Clínica tomó la determinación de apoyar distintos proyectos de ley que estuvieron en curso. En ese contexto, MASP acompañó todo el proceso de aprobación de la Ley 1968 “Ana Cecilia Niño” que prohíbe el uso del asbesto en el territorio colombiano, fue finalmente aprobada el 11 de junio de 2019 por unanimidad en la Cámara de Representantes, y sancionada el 11 de julio del mismo año por el Presidente de la República Iván Duque.
Actualmente la Clínica MASP se encuentra finalizando el informe sobre los procesos de prohibición y sustitución del asbesto en diversos países con el propósito de formular una serie de recomendaciones de política pública que contribuyan al fortalecimiento y atención prioritaria de estos procesos en nuestro país. Este informe se publicará el segundo semestre de 2020.

Calidad del aire

El tema de calidad del aire y su análisis depende directamente de las características del lugar que se quiere estudiar, por ello la Clínica ha centrado su investigación en Bogotá y ha apoyado algunos procesos particulares en Medellín. Esto ha conllevado a que planteemos las problemáticas que tiene la ciudad con respecto a este tema y estudiemos sus posibles soluciones. Teniendo en cuanta que la calidad del aire no sólo pueda abordarse desde lo jurídico, hemos unido esfuerzos con académicos y técnicos haciendo parte de la Mesa Ciudadana por la Calidad del Aire-MECAB.
En este caso hemos trabajado conjuntamente con el Grupo de Acciones Públicas, el Observatorio de Gobernanza del Aire de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible propiciando una mirada amplia del litigio estratégico que incluya acciones jurídicas, políticas y de comunicación/educación. En ese marco (de alianzas y trabajo en red) se destacan las siguientes acciones:
  • - En el proceso de Licitación de la Fase I y II de Transmilenio presentamos una serie de observaciones a este proceso, en las cuales se solicitó que se incentivara la utilización de tecnologías de cero o bajas emisiones en la nueva Flota de Buses.
  • - Fuimos parte del grupo conformado por la Revista 070 para escribir acerca de la licitación de estas dos fases de Transmilenio. En este escrito periodístico titulado “Transmilenio se miente a sí mismo y nos miente a todos” realizamos una crítica al manejo por parte de la Administración Distrital del tema de Calidad del Aire en Bogotá y su incidencia en la salud de los ciudadanos y ciudadanas.
  • - Con ocasión del concurso organizado por el Derecho a No Obedecer, Acciones por el Aire, la Clínica de Medio Ambiente y Salud Publica de la Universidad de los Andes presentó la propuesta ganadora “Lo Anormal se torna Normal”. La idea radica en vislumbrar la manera en la que la baja calidad del aire citadino, producto de la contaminación atmosférica, ingresa y penetra nuestra cotidianidad.
  • - Participamos desde la MECAB en los debates sobre el plan distrital de desarrollo 2020, desarrollando propuestas para la mejora de las metas propuestas en el plan y el fortalecimiento de la gobernanza del aire.
En la actualidad nos encontramos trabajando conjuntamente con el observatorio de gobernanza del aire de la facultad de medicina de la Universidad de los Andes para integrar los indicadores del Acuerdo de Escazú en dicho espacio. A su vez, estamos promoviendo espacios de fortalecimiento de capacidades en colegios públicos de Bogotá.